Estres hamsters

¿Por qué se estresan los hamsters y comó podemos hacer para ayudarlos?

El ejercicio, la alimentación saludable y el espacio limpio son esenciales para evitar el Estrés en los Hamsters y cuidar su salud. Todos los detalles en este increíble post.

El estrés afecta a humanos y animales. En el caso de los hámsters, se manifiesta como pérdida de apetito, indiferencia y decaimiento, principalmente relacionados con la falta de ejercicio.

Estos pequeños animales pasan la mayor parte del tiempo en jaulas y necesitan juguetes para distraerse, hacer ejercicio y picar. De lo contrario, sentirán aburrimiento. Recuerde, el estrés puede hacerlos susceptibles a las enfermedades porque reduce sus capacidades de defensa y también aumenta sus malos comportamientos, como la agresión, mordidas y comportamientos frenéticos. 

No se trata de dejar nada en la jaula cualquier objeto sin cuidado para que lo muerdan. Deben ser juguetes especiales para la especie y de marcas reconocidas para que no sean venenosos ni peligrosos y puedan estimular sus actividades físicas, como caminar, explorar, correr o trepar.

El estrés en los hámsters

Debido a la naturaleza de estos animales, siempre están en alerta. Debido a su pequeño tamaño, son presa fácil de muchos depredadores.

Esa forma de ser la llevan en su ADN. Esto hace que en casa necesiten vivir en un ambiente lo más tranquilo posible, ya que algunos causantes del Estrés en los Hamsters son:

-Los ruidos fuertes.
-Los movimientos bruscos.
-Sacarlos de la jaula sin delicadeza.
-Las variaciones de temperatura.
-Estar constantemente agarrándolos.
-Que otros animales estén cerca haciendo ruido.
-La más mínima alteración en su entorno le puede producir altos niveles de estrés a un hámster, especialmente si no ha sido socializado desde pequeño.

Otras causas

No tener que masticar lentamente también puede hacer que se sientan estresados. Los dientes frontales de estas mascotas continúan creciendo y es necesario desgastarlos para mantener su tamaño y comodidad. 

Si su espacio no se mantiene limpio, o si la jaula se coloca en un lugar donde la temperatura cambia repentinamente, como al aire libre, también se sentirán incómodos. Necesitan un lugar sin flujo de aire, sin calor, con sombra y sin ruidos molestos.

  • La falta de juguetes que estimulen su mente y su cuerpo.
  • La falta de higiene de su jaula.
  • Una alimentación inadecuada.
  • Algunas enfermedades.

La alimentación

Otra causa de estrés en los hamsters es la comida también es importante para evitar el estrés. Además de una alimentación equilibrada, lo mejor es darles una dieta vegetal, como lechuga, brócoli, zanahoria y calabaza de dos a tres veces por semana; lavarlos siempre a temperatura ambiente. También puede incorporar frutas como manzanas y peras (pero sin semillas) y cereales como mijo, semillas de girasol y maíz integral. Limpia los residuos restantes para evitar que se pudran.

Si le cambias la alimentación, debe ser de a pocos. Así no se estresarán ni presentarán diarreas. Consulta con tu veterinario si observas cualquier cambio. 

Los síntomas de estrés en los hámsters

Debes estar atento a su comportamiento para identificar cualquier síntoma de estrés, los 10 síntomas de estrés más comunes en los hámsters son:

  1. Hiperactividad: si un hámster está más nervioso, inquieto que de costumbre, seguramente se vuelva un poco hiperactivo. Lo notarás si corre en su rueda más rápido de lo normal, trepa por los barrotes sin parar, no duerme… Es importante que ayudes a tu hámster a gastar la energía que tiene acumulada.
  2. Hábitos extraños: si tu hámster tiene una vida rutinaria, puede que tenga cambios de conducta repentinos asociados al estrés, como por ejemplo, morder su refugio o los barrotes de su jaula.
  3. Comportamientos repetitivos: si tu hámster sufre estrés puede que quiera liberar la tensión acumulada y para ello repetirá algunos comportamientos. Por ejemplo, rascarse constantemente, roer sin parar…
  4. Agresividad: los hámsters no suelen ser animales agresivos, si tu hámster pone las orejas hacia atrás, enseña los dientes o gruñe, puede que quiera atacar. Este cambio en su comportamiento puede deberse a tensión acumulada.
  5. Pérdida de pelo: al igual que los humanos cuando nos estresamos, los hámsters pueden perder el pelaje o incluso arrancárselo el mismo.
  6. Ruidos extraños: los cambios en su comportamiento que generará el estrés puede que le hagan hacer ruidos extraños, como por ejemplo, rechinar los dientes.
  7. Salivación excesiva: tener demasiada tensión acumulada puede provocar que el hámster salive de forma excesiva, es un síntoma claro de estrés en tu hámster.
  8. Intentos de fuga: si tu hámster quiere escapara de la jaula constantemente es porque está estresado y no es feliz en su jaula, debes cambiarle algún elemento de su entorno y hacer que se sienta cómodo.
  9. Rigidez muscular: cuando un hámster se siente estresado, suele tomar una posición rígida en su cuerpo.
  10. Temblores: la rigidez muscular que le provoca el estrés, a veces puede ocasionar temblores por el mismo miedo o inquietud.

En Mister Hamster tenemos toda la información que necesitas sobre el mundo de los hámsters. Si quieres seguir leyendo información útil sobre los roedores, ¡echa un vistazo a nuestros artículos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es Spanish
X