cría hámster bebé

Hámster Bebé: consejos claves para cuidarlos

¡Crece la familia! Aparte de la emoción que produce el nacimiento de un hámster en casa, debes saber que también es una gran responsabilidad cuidar de más de un (y de dos, y de tres… y hasta más de seis…) hámster bebé. Aquí tienes todos los aspectos que tienes que tener en cuenta para que tus recién nacidas mascotas crezcan sanas y fuertes. 

Una cría de hámster puede empezar a comer alimento sólido en cuanto deja de tomar leche, más o menos a las 3 semanas de vida. ¿Quieres aprender cómo alimentar a los hámsters después del destete? ¡Te enseñamos todo lo que debes hacer para cuidarlos!

Importante antes de que nazcan las crías de hámster

¡Recuerda! No debes hacer a tu hámster criar si luego no vas a saber qué hacer con las crías o no vas a querer buscarles un hogar. ¡Sé responsable con tus mascotas!

Limpiar la jaula dos semanas después del nacimiento

Unos 15 días tras quedarse embarazada, será la última oportunidad que tengas para limpiar bien la jaula antes de que nazcan las crías de hámster. ¿Por qué? Pues porque después es probable que la hembra se ponga un poco territorial y agresiva con el lugar que ha preparado para sus bebés de hámster. 

Dieta específica durante el embarazo

 la futura mamá necesitará una dieta con un mayor porcentaje de grasas y proteínas. Además, si quieres darle algunas golosinas extra de zanahorias, nueces, quesos o huevos duros, le vendrán genial para la gestación y… ¡le encantarán!.

Suficiente material para nido

Las madres necesitan material suave para hacer su nido, así que déjales cerca papel higiénico y verás cómo, poco a poco, van creando el pequeño refugio donde dará a luz. Este tipo de elementos les viene genial a las futuras mamás, ya que pueden manipularlo y distribuirlo a sus anchas fácilmente. Dato: el papel sanitario en trozos le va genial.

Cuidar de los hámsteres bebés

Tu cría de hámster necesitará una jaula con una serie de objetos y condiciones para poder vivir cómoda:

  • Intenta no molestar unos cuantos días

Durante las dos primeras semanas tras el parto. De hecho, deja todo preparado justo antes del mismo para que los dos primeros días no los tengas que molestar ni siquiera para incorporar agua o comida. 

  • No toques a los bebés ni limpies nada

Durante esas dos primeras semanas, procura no molestar en absoluto a la madre (ni siquiera para limpiar la jaula), ya que puede estar un poco agresiva para defender a su hámster bebé recién nacido.

  • Déjales comida y agua adecuadamente

Asegúrate de que haya en todo momento la suficiente cantidad de comida y agua tanto para la hembra adulta como para los pequeños. Una semana después del parto ya podrás empezar a dejar pedazos de comida por el suelo para que la madre la recolecte o los pequeños empiecen a familiarizarse con ella. 

¡La jaula es el lugar donde más tiempo pasará! Por eso, tienes que cuidar hasta el último detalle. Ten en cuenta que no debes tocar mucho a los hámsters tan pequeños, ya que son muy delicados. Además, si les aportas tu olor, su madre podría no reconocerlos y rechazarlos o incluso atacarles. A veces las madres se comen a sus crías.

Si la madre rechaza a sus bebés hámsters

Si la madre se come a sus crías o no las quiere alimentar, tendrás que hacerlo tú mismo.

En primer lugar, si están muy pequeños pon mucho cuidado en mantener su temperatura corporal (puedes poner una manta eléctrica bajo el suelo de la jaula para que nunca estén a menos de 21ºC. Por otro lado, crea un nuevo nido para ellos y dales de comer Lactol (un sustituto de leche animal) con un gotero. 

Para alimentar a los Hámster Bebé, puedes darle frutas y verduras blanditas, semillas pequeñas, pan mojado en leche, jamón cocido, huevo duro… ¡Y no olvides la hidratación! Tendrás que ofrecerle agua cada pocas horas. Si no quiere beber, prueba con una jeringa ¡¡¡sin aguja!!!.

Consejos Útiles para los hámsters bebés al crecer

  • Limpia la jaula a las dos semanas

Cuando los hámsteres bebé ya tienen dos semanas de vida puedes empezar a plantearte el limpiar la jaula y manipular un poco a las crías sin miedo a que la madre se ponga demasiado agresiva o protectora. No obstante, aunque limpies la jaula con normalidad, procura dejar luego un poco de papel higiénico en el interior, porque lo más probable es que la mamá quiera construir otro nido. 

  • Separa los machos de las hembras

Si no quieres que estos animales se reproduzcan sin control, mejor separa a los machos de las hembras en diferentes jaulas antes de que cumplan los 40 días. Para ese momento la madre ya no los amamantará, así que no tienes que preocuparte por este aspecto. 

  • Cuídalos a cualquier adulto

A partir de esos 40 días de los que hablábamos en el apartado anterior, tus nuevas mascotas ya son adultas, así que puedes cuidarlas y limpiar su jaula como con cualquier otro hámster.

Incorpora juguetes a su jaula, dales acceso constante a comida y agua y dales todo el cariño que necesitan. 

En Mister Hamster tenemos toda la información que necesitas sobre el mundo de los hámsters y en especial para tus Hámster Bebé. Si quieres seguir leyendo información útil sobre los roedores, ¡echa un vistazo a nuestros artículos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es Spanish
X