domesticar hamster

Domesticar a mi hámster

Guía para domesticar a nuestro hámster como todo un experto

Su pequeño tamaño requiere un trato suave y pausado, pero manejar a los hámster es relativamente sencillo siguiendo una serie de instrucciones. Afortunadamente en Misterhamster te dejaremos algunos pasos probados y verdaderos que usted puede tomar para tener a su hámster en sus manos en un abrir y cerrar de ojos.

Lleganda a casa

El pequeño roedor tiene miedo y su comportamiento cambiará debido al estrés, será esquivo y tratara de escapar o esconderse. Es difícil saber si es dócil, porque solo quiere explorar y comprender el entorno que lo rodea, si lo observa estresado, manténgase alejado para evitar estrés.

En resumen, no es una buena idea domesticar a un hámster el primer día que llega a casa. Es mejor dejarlo solo, necesita construir un nido, donde pasará la mayor parte del tiempo descansando, bebiendo y llenando su estómago sin que nadie lo moleste.


Bríndale un hogar agradable

Esto quiere decir que es necesario acondicionarle una jaula adecuada. Colócale una cama absorbente para que se sienta a gusto. Asimismo, esto le permitirá hacer sus necesidades en su jaula. Deberás su hábitat y su cama a diario y reemplazarla por una limpia una vez por semana aproximadamente.

A medida que pasan los días, verás al pequeño salir de su escondite. Ahora que te asocia con la comida, ya conoce tu amabilidad. Cuando te acerques, no intentará escapar, incluso te quitará la comida. Es fácil llegar a este punto. Tenga en cuenta que nuestros antepasados ​​domesticaron mucho a estos animales hace muchos años, por lo que su hámster no es un animal salvaje. 

Primer contacto

En primer lugar lo que tienes que hacer es un acercamiento prudencial. Si ves que se pone panza arriba y chilla es que está asustado. Una vez que estás sentado cómodamente cerca de la jaula del hámster, dejar que el hámster te huela la mano y ofrécele un golosina o semilla. 

Cuando te encuentres cerca de la jaula de tu hámster háblale en un tono que transmita tranquilidad. Debes tratar de que empiece a reconocer tu voz, ya que esto lo ayudará a entender que no debe tenerte miedo.

  • Acércate a la jaula y tómate unos cuantos minutos cada vez (varias veces al día) solo para hablarle suavemente.
  • Después de unos días incluso puedes retirar la tapa de la jaula para que tu hámster pueda escucharte mejor. Solo debes tener cuidado y asegurarte de que no se escape.

Caricias, olores y sensaciones

Estos animales de la tienda no han recibido una atención personalizada, y es imposible proporcionar tantos animales. Allí, se limitan a mantenerse limpios, saludables y llenos, ¡lo cual no es poca cosa! Por eso, tocarlo es una nueva sensación para él, así como el olor en tus manos.


Empieza a introducir tu mano dentro de la jaula con cuidado.
 Cuando tu hámster esté despierto, deberás poner tu mano dentro de la jaula lentamente. Deja que la olfatee y no lo fuerces a nada. Si se muestra asustado y se aleja de ti, retira tu mano e inténtalo nuevamente dentro de una o dos semanas.

Hacerlo sentir seguro

Cuando veamos que empieza a haber cierta reciprocidad con nuestro hámster será el momento de cogerlo de forma delicada, sobre todo por parte de los más pequeños.

Habla con él un rato y, si parece tranquilo, dale palmaditas en la espalda. Si tiene miedo, deténgase y vuelva a colocar la tapa. Deje que se calme y vuelva a intentarlo. Al entablar amistad con hámsteres, es mejor no presionarlos. Cuando el hámster se acostumbre, deberías poder meter la mano en la jaula y el hámster podrá trepar para comer algo, es un paso fundamentar para domesticar nuetros hámster. 

No levantes la mano al principio, deja que tu hámster se siente en tu mano. Cuando se sienta más seguro, puede intentar levantar suavemente al hámster con ambas manos. Levanta al hámster, déjalo frente a ti y conoce lo que está sucediendo, de lo contrario puede tener miedo y huir.

Dedícale tiempo

Domesticar a nuestros Hámster requiere tiempo y constancia, de nada sirve tomar a tu mascota, mientras es recién llegada. Aunque los hámsteres parecen pequeños y fuertes, necesitan tiempo y dedicación como todos los animales. Solo entonces podrás domesticarlo por completo. 

Finalmente, pero tenga en cuenta que cuando devuelvo al hámster a la jaula, es bueno brindarle un premio. De esta manera sabrá que obtendrá un premio la próxima vez que lo recoja, y será más fácil de tomar.

Nunca te olvides de él. Recuerda que tienes un pequeño amigo peludo que quiere jugar e interactuar contigo. Bríndale mucho amor y cariño (¡y no olvides los premios!). Es algo sencillo, pero a la vez la parte más importante de domesticar un hámster.

Si alguno del paso le cuesta volver al anterior e intentarlo un poco más, no todos los hámsters son iguales algunos tardan más tiempo y otros menos en adaptarse otros ni siquiera hay que domesticarlos, en si te huelen un poco y se encariñan, tanto la edad como el tipo influye, pero si poco a poco le demostramos confianza seguro que nos la devuelve.

En Mister Hamster tenemos toda la información que necesitas sobre el mundo de los hámsters. Si quieres seguir leyendo información útil sobre los roedores, Â¡echa un vistazo a nuestros artículos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es Spanish
X